8 tips para cuidar tu colchón

Comprar un buen colchón es primordial para tener un buen descanso. Por ello, es necesario que le brindes un mantenimiento adecuado.  En Colineal hemos reunido los mejores tips para cuidar tu colchón que puedes aplicar fácilmente.

1. Garantiza un soporte adecuado

Un colchón nuevo necesita el apoyo de una base adecuada para resistir la flacidez con el tiempo. Puedes elegir entre el somier a juego, una base ajustable (si el colchón es compatible) o un marco de cama que tenga el número adecuado de listones.

2. Utiliza un protector de colchón resistente a los líquidos

protector colchon

Los derrames y las manchas pueden afectar la integridad de la tela y las espumas del colchón. De la misma forma, los derrames severos también pueden hacer que las espumas colapsen, haciéndolas propensas a las impresiones que pueden causar incomodidad. 

Un protector de colchón resistente a líquidos ayudará a mantener tu colchón limpio y saludable con el tiempo. Busca uno hecho de materiales transpirables.

3. Limpia tu colchón regularmente

Saber cómo limpiar un colchón puede ayudarte a reducir la acumulación de polvo y alérgenos. Para hacerlo, puedes usar una aspiradora de mano y, de esa forma, hacer que el proceso sea mucho más fácil.

Asimismo, ten cuidado al considerar cómo lavar el colchón en caso de derrames o manchas accidentales. Esto porque saturar las espumas y las fibras con limpiadores líquidos y agua puede dañar la espuma. 

Solo cuando sea necesario, puedes limpiar las manchas con agua tibia y un detergente suave. Luego, deja que la superficie se seque por completo antes de volver a colocar las sábanas.

4. Gira para igualar el desgaste con el tiempo

gira colchon

No es necesario que rotes tu colchón, sin embargo hacerlo puede ayudar a nivelar el desgaste que tendrá con el tiempo. Puedes rotar tu colchón con la parte superior acolchada una vez al mes, o menos, según tus preferencias.

5. Ten cuidado al mover tu colchón

Si necesitas mover tu colchón a una nueva habitación o una nueva casa, asegúrate de medir las entradas para asegurarte de que tu colchón pueda pasar sin doblarse. 

Ten en cuenta que doblar el colchón puede causar daños y anular la garantía. Por ello, cuando sea posible, es mejor que contrates el servicio de transportistas profesionales para asegurarte de que tu colchón sea transportado sin ningún daño.

6. Lee la garantía del colchón

La mayoría de las garantías de colchones actuales protegen contra defectos de fabricación, que se enumeran claramente en el folleto que se incluye con el producto. 

Dale la debida importancia a estas indicaciones, pues no cuidar tu colchón con el tiempo puede causar daños que afecten la comodidad y el soporte.

Te puede interesar: Diferentes tipos de cojines y cómo reconocerlos

7. Gira el colchón

Es normal que un colchón comience a hundirse o desarrolle hendiduras permanentes en los lugares donde normalmente te acuestas. Por ello, con el fin de asentar uniformemente la superficie de descanso y evitar que una parte de la cama se ablande más que el resto, la mayoría de los fabricantes recomiendan rotar regularmente el colchón de la cabeza a los pies.

Los colchones de espuma, látex y de resortes internos más nuevos se deben rotar cada 6 a 12 meses, mientras que los colchones de resortes más antiguos se deben rotar cada 2 a 6 meses. Sin embargo, algunos colchones no se deben rotar. Por ejemplo, rotar un colchón con un diseño dividido en zonas puede hacer que el colchón sea menos cómodo y de apoyo.

8. Cambia tus sábanas y ropa de cama

Lavar las sábanas y la ropa de cama es importante por razones de higiene y también puede ayudar a proteger el colchón de daños prematuros.

Con el uso, las sábanas, las mantas y las fundas de las almohadas acumulan sudor, aceites corporales y otra suciedad de forma natural, que pueden filtrarse gradualmente en el colchón si no se cambia la ropa de cama con regularidad. 

Además, la ropa de cama también atrae a los ácaros del polvo y otros alérgenos, lo que puede perturbar el sueño de las personas con alergias. En general, debes lavar las sábanas y las fundas de las almohadas al menos una vez a la semana, o con mayor frecuencia si tus mascotas duermen contigo. 

De la misma forma, aquellos que viven en climas más cálidos o los que duermen con alergias estacionales también pueden necesitar lavar la ropa de cama con más frecuencia durante ciertas épocas del año.

Respecto a los artículos como fundas, almohadas decorativas y demás, se pueden lavar con menos frecuencia. Te recomendamos lavar las fundas de almohadas cada 4 o 6 meses, los edredones y las mantas cada 2 o 3 meses. Para el proceso de lavado, es mejor que consultes las recomendaciones del fabricante y así no usar productos de limpieza que dañen los artículos. 

Un colchón nuevo es la pieza central de tu dormitorio y el elemento que te acompañará en todas tus noches. Por lo tanto, es importante proteger tu inversión siguiendo estos sencillos consejos, para que puedas disfrutar de una comodidad de sueño óptima en los años venideros.

En caso, consideres que debes reemplazar el colchón que tienes, en Colineal te ofrecemos una gran variedad de artículos para el hogar y cuidado personal. Escritorios, mesas, lámparas, almohadas, colchones y demás. Te invitamos a visitar nuestra web y elegir la próxima adquisición para tu casa

Comprar un colchónMantenimiento de colchón

Productos Destacados:

Ahorrar 11%
Nombre de la marca

Nombre del producto

$77.00 $87.00
Solo queda 1 unidad
Ahorrar 11%
Nombre de la marca

Nombre del producto

$77.00 $87.00
Solo queda 1 unidad